El gran memorial a las víctimas del holocausto hecho con “piedras de tropiezo” esparcidas en 22 países

Memorial Stolperstein a las víctimas del holocausto
30 Ago, 2018
2 Comentarios

Gunter Demnig es un genio “de aquéllos”, que logran transcender por su trabajo a causa de una idea brillante. Gracias a su formación en educación en la Universidad de Artes de Berlín, su formación profesional como diseñador industrial y a su experiencia planificando y construyendo monumentos históricos, le serian de gran utilidad para concretar un proyecto personal que estuviera dirigido no solo a los ciudadanos alemanes, sino que a todo el mundo: “Conmemorar a las víctimas del holocausto”.

Gunter Demnig artista alemán responsable del proyecto Stolpersteine, el Memorial más grande del mundo
Gunter Demnig | Fuente: www.rundschau-online.de

Y fue así como en el año 1985 al oeste de Alemania, daba sus primeros pasos para concretar aquel sueño, abriendo por consiguiente, un estudio para solidificar sus planes de elaborar un monumento conmemorativo para todas las víctimas de la persecución Nazi. Tras años de evaluaciones e investigaciones para llevar a cabo un proyecto económicamente viable de reproducir y lo suficientemente original para atraer la atención de todos sin excepciones, terminaría inclinándose por desarrollar una obra descentralizada, la cual sería ubicada de forma diseminada por zonas altamente transitadas.

Pero no sería hasta 1992, cuando por fin el proyecto adquiría forma y nombre: ”Stolpersteine”. Bloques de hormigón de 10x10x10 cm con una placa de bronce dorado adosada en su superficie, acompañada de una grabación, la cual comienza con las palabras “Hier wohnte” lo que traducido significa “Aquí vivió”, con la finalidad de enfatizar que las víctimas de la persecución no vivían y trabajaban en ningún lugar anónimo, sino “justo aquí”. A continuación aparece el nombre de la víctima, su fecha de deportación y el año de asesinato por parte del derrocado régimen nacionalsocialista.

En 1992, nacía el proyecto ”Stolpersteine", el memorial mas grande del mundo en honor a las víctimas del holocausto. Stolpersteine | Fuente: www.aachen.de

El término alemán Stolperstein (singular) o Stolpersteine (plural) significa literalmente “tropiezo” o “piedra de tropiezo” respectivamente, el cual busca provocar metafóricamente un escollo que deberán enfrentar quienes circulen frente a estos pequeños monumentos sembrados en las veredas de casi todas las ciudades de Alemania, con la única intención de inducir quizás un pensamiento, un recuerdo o un “Nunca Más”, sobre lo que se hizo y lo que podemos llegar hacer como humanidad al perder los estribos por causa del odio y argumentos subjetivos en contra de nuestro prójimo.

Proceso de instalación de los Stolpersteine

El 16 de diciembre de 1992 frente al Ayuntamiento de Colonia, Se instaló el primer Stolperstein para recordar lo que había sucedido hace 50 años atrás, cuando el oficial de alto rango Heinrich Himmler firmaba el llamado Auschwitz-Erlass (“Decreto de Auschwitz”), ordenando la deportación de Sinti y Roma a los campos de exterminio, donde posteriormente se iniciaría la expulsión masiva de judíos desde Alemania hacia la localidad invadida por los Nazis en Auschwitz, Polonia.

Al comienzo, Gunter instaló de forma particular, centenares de estos adoquines por casi toda Alemania, pero ya para el año 2015, a sus 69 años de edad, el artista anunciaba que dejaría de fabricar y colocar los Stolpersteine personalmente y que su trabajo pasaría a manos del escultor Michael Friedrichs-Friedländer, las cuales se siguen produciendo manualmente en su estudio.

Antes de la fabricación de un nuevo Stolperstein, Gunter se asesora junto a la participación de los responsables de la base de datos de Yad Vashem en Jerusalén y la versión en línea de la base de datos del Censo de Minorías de Alemania de 1939, para encontrar el nombre y dirección residencial de cada una de las víctimas.

Por lo general, cada nueva instalación frecuenta ser una actividad conmemorativa, la cual es anunciada en los periódicos locales o en los sitios web oficiales de las ciudades, acompañada de una reunión de recordación. Cada Stolperstein instalado, inmediatamente pasa a ser propiedad de la ciudad anfitriona. Actualmente el costo de producción de un Stolperstein ronda los € 120, los cuales son cubiertos por inversiones individuales, recaudación de fondos públicos locales, testigos contemporáneos, clases escolares o fondos comunitarios.

Stolpersteine: desde Alemania hacia el mundo

Según el sitio web oficial del proyecto, afirma que hasta el mes de febrero del 2018, habían unos 68.000 Stolpersteine en aproximadamente 1.100 lugares, distribuidos en 22 países de Europa y 3 fuera de éste continente, convirtiéndose así, en el memorial descentralizado más grande del mundo. Países como Austria, Hungría, Bélgica, República Checa, España, Italia, Rusia, Francia, incluso Rusia son algunas de las repúblicas que decidieron permitir la instalación de estos conmemorativos.

Uno de los Stolpersteine insignes se puede hallar en la capital alemana, el cual recuerda al Dr. Julius Moses, médico polaco, diputado, socialdemócrata y judío. Luchó por una sociedad más equitativa, proponiendo leyes en virtud de la salud reproductiva de las mujeres trabajadoras y su acceso a métodos anticonceptivos. También incentivó la idea de reducir las horas de trabajo para las mujeres embarazadas y un tiempo de recuperación post-parto.

Uno de los Stopersteine insignes se puede hallar en la capital alemana, el cual recuerda al Dr. Julius Moses, médico polaco quien lucho por una sociedad más equitativa sobre toda para las mujeres
Dr. Julius Moses Fuente: www.stolpersteine-berlin.de

Stolpersteine especiales

Cuando se da con el paradero de localidades que agrupan grande cantidades de víctimas, Gunter decidió crear para estos casos en particular los “Stolperschwellen”, literalmente “umbrales de tropiezo”, de 100 X 10 cm, para poder conmemorar a grupos enteros de una localidad determinada en un solo lugar. El grabado comienza con las palabras: “Von hier aus”, en español “Desde aquí”.

Algunos de los Stolperschwellen se pueden hallar en la estación principal de Stralsund. Desde allí, 1.160 enfermos mentales fueron deportados en diciembre de 1939. Otros stolperschwellen conmemoran a las mujeres trabajadoras forzadas de Geißlingen, que fueron encarceladas en el campo de concentración Natzweiler-Struthof, víctimas del Holocausto en Luxemburgo en Ettelbrück, trabajadores forzados en Glinde y Völklingen, víctimas de la eutanasia forzada en Merseburg y los primeros deportados, Roma y Sinti de Colonia.

El 30 de octubre de 2017 se instaló el primer Stolperschwellen fuera de Europa, la cual fue dirigida por Anna Warda, representante de Gunter, frente a la escuela Pestallozzi en Buenos Aires, Argentina. Con el objetivo de conmemorar a los niños que se vieron obligados a huir de Europa entre los años 1933 y 1945.

El 30 de octubre de 2017 se instaló el primer Stolperschwellen fuera de Europa, frente a la escuela Pestallozzi en Buenos Aires, Argentina
Stolperschwellen | Fuente: docplayer.es

Según el sitio web oficial, hasta el mes de febrero de este año, existen 25 Stolperschwellen, una cifra que claramente seguirá incrementando.

Piedras en el camino de Gunter

Si bien la obra presenta las mejores intenciones para retratar un memorativo con toda la responsabilidad que ello conlleva, no fue bien visto desde sus inicios por la comunidad judía en la capital de Baviera. El líder judío Charlotte Knobloch aseguraba que el hecho de exponer las placas con los nombres de las víctimas del holocausto a los pisoteos, significaba una falta de respeto y una grave humillación.

Tras la controversia, el ayuntamiento de Múnich decidió en 2015 eliminar las piedras en medio de quejas de que eran irrespetuosas, y que al formar parte del transitar de los peatones, su condición empeoraba, restándole esa atracción que ofrecían recién ubicadas. Tras estos argumentos, la corte suprema de Baviera decidió respaldar la petición en diciembre de aquel año.

Tras esto se evaluó una nueva forma de conmemorar a las más de 10.000 víctimas que habían habitado en aquella ciudad antes de que fueran arrebatados de sus hogares. La nueva propuesta consiste en instalar una placa que será fijada superficialmente en uno de los muros de la anterior residencia o lugar de trabajo, la cual estará acompañada de un retrato grabado.

La primera placa de este tipo se instaló en el mes de julio de este año, para conmemorar a la pareja Tilly y Franz Landauer. Franz, hermano del presidente del equipo de fútbol del Bayern Múnich, Kurt Landauer, murió en el campo de tránsito de Westerbork en los Países Bajos en 1943, mientras que su esposa Tilly murió un año después en Auschwitz.

Stolpersteine a full

De momento el calendario de nuevas instalaciones está totalmente cubierto hasta fin de año, si visitas el sitio web del proyecto, podrás ver las fechas y localidades de instalación que se tiene previstas de lo que resta del año por si tienes la oportunidad de viajar a Alemania, además de que podrás guiarte con la aplicación desarrollada para hallar cada uno de los Stolpersteine.

Sin duda alguna Gunter Demnig, no esperaba cosechar tanta fama y buena aceptación por el pueblo alemán y el resto de países que se sumaron posteriormente a su iniciativa que desde el principio, partió siendo ilegal, pero que aun así, no le importó —y que bueno que no—, y que bien por su perseverancia y sus Stolpersteine, porque así como el citó en algún momento el Talmud “una persona solo es olvidada cuando su nombre es olvidado”. ¡Nos Vemos!

Escrito por

@timonelvirtual

Últimas entradas similares

¿Aburrido?

¡Visita memes y virales!

y mata el aburrimiento ¡de una vez!

2 Comentarios
  1. Pues habrá que ir pensando en algo parecido para honrar a las víctimas de la masacre palestina … (que aún hoy no cesa). 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Indegon - Todos los derechos reservados